El deporte es una actividad física que exige mucho de ti y de tus condiciones físicas y emocionales. Como práctica en la que se lleva a cabo un ejercicio físico, resulta una actividad bastante sana y posee consecuencias netamente positivas para el humano y su organismo. La importancia que tiene el deporte como disciplina en relación a ti mismo y a tu entorno es una característica insoslayable; todo deporte se debe realizar siguiendo diferentes normas con el fin de su correcto ejercicio, además de alcanzar distintos objetivos competitivos y gozar de sus beneficios a corto y largo plazo evitando lesiones por malos procedimientos.

masaje deportivo

Por esto, es importante conocer de primera mano todos los detalles de la actividad física que vas a realizar; cómo llevar a cabo los movimientos de manera adecuada, cuánto tiempo es necesario, e incluso cómo debe concluirse; de ésta manera se crece deportivamente mientras el cuerpo le saca provecho al ejercicio.

Hacer un deporte significa superarse cada día tras cada entrenamiento o juego importante, por ende; para el cuerpo humano tal actividad representa una exigencia física que nos lleva a superar los obstáculos para llegar a la meta.

Lo correcto como deportista es tomar en cuenta tu cuerpo. El desgaste diario puede afectar el rendimiento e incluso tu salud; la clave para garantizar tu rendimiento y el cuidado de tu aptitud física es contar con un masaje deportivo como parte de tus prácticas deportivas.

En todas las etapas de la práctica como deportista, ya sea antes de una competición, en la fase de entrenamiento y más aún luego de la competición, es sana la realización de un masaje deportivo para prevenir lesiones, ir en contra del cansancio y mejorar la capacidad en el ejercicio así como la efectividad.

¿Qué es un masaje deportivo?

El masaje deportivo es considerado un medio físico manual que se lleva a cabo con el fin de mejorar el rendimiento. Dentro de sus beneficios están prevenir lesiones y contribuir en la recuperación de las mismas, optimizar el rendimiento muscular, disminuir la fatiga de los músculos, eliminar residuos, optimizar las fibras musculares y  activar la circulación de la sangre por todo el cuerpo; es incluso abrumadora la extensa cantidad de beneficios que puede traer consigo la simbiosis entre un masaje deportivo y el ejercicio físico y deportivo en sí.

Como forma de terapia física manual, ésta práctica posiblemente surgió como método médico preventivo y de rehabilitación para aliviar el dolor del hombre primitivo. Lo que si es cierto; es que se ha mantenido a través de los años por medio de diferentes culturas.

En sí, es necesario contar con un masaje deportivo porque forma parte del mismo entrenamiento de aquella persona que realiza el deporte, ya que lo correcto es prevenir lesiones complicadas o simplemente mantener los músculos sanos y en buena forma; aptos para cualquier labor física.

El masaje deportivo es un tipo de masaje terapéutico en ocasiones más profundo e intenso sobre las articulaciones, músculos y en conclusión, sobre toda la parte fisiológica del organismo empleada en las actividades deportivas.

Etapas del masaje para deportistas

  • Masaje Precompetitivo: Se usa como un calentamiento previo a la competición, a fin de mejorar la circulación y reducir la tensión muscular. Se lleva a cabo unas cuantas horas antes de la actividad y dura alrededor de 15 o 20 minutos. Se utilizan técnicas adecuadas para poner a punto la musculatura y la fisiología.

 

  • Masaje post competitivo o de recuperación: Ayuda al deportista a reducir los espasmos musculares. Se hace poco tiempo después de que se llevó a cabo el ejercicio físico, y dura poco. Se usan las técnicas estabilización muscular y recuperación.

 

  • Masaje de mantenimiento: Se aplica para mantener un buen estado de la musculatura. Se puede llevar a cabo en torno a una vez por semana y usa un abanico de técnicas encaminadas a la optimización muscular y la correcta alineación articular.

Efectos beneficiosos del masaje deportivo

  • Identifica zonas sensibles.
  • Estira y relaja los músculos.
  • Reduce el dolor y espasmos musculares.
  • Regula el tono muscular.
  • Elimina toxinas que ocasionan dolor muscular.
  • Aumenta la oxigenación cerebral y sanguínea.
  • Mejora el flujo sanguíneo y el aparato circulatorio.
  • Optimiza la movilidad de las articulaciones.

¿Cómo aplicar un masaje deportivo correctamente?

Para aplicar el masaje deportivo lo más recomendable acudir a un fisioterapeuta pues tiene un amplio conocimiento de la anatomía. En general, las técnicas básicas del masaje son:

  • Frotación: El fisioterapeuta desliza las manos sobre la piel.
  • Percusiones: Golpeteos realizados con diferentes partes de la mano.
  • Fricción: La piel se desliza sobre las estructuras situadas debajo de la mano mediante la presión de esta y su movimiento.
  • Presiones: El fisioterapeuta aplica una presión con sus manos en una zona corporal.
  • Vibración: Se realiza con los músculos del brazo del terapeuta que transmiten cierto temblor a la mano y a la masa muscular del deportista.
  • Amasamientos: Se aprieta y retuerce el músculo.

Además de estas técnicas, el fisioterapeuta puede emplear muchas otras encaminadas de forma personalizada a cada tipo de deporte y de deportista.

Todo deportista de medio o alto nivel debe tomar en cuenta que para mejorar su rendimiento y mantener su capacidad física, es importante acudir con un fisioterapeuta y disponer siempre de un masaje deportivo; las lesiones siempre pueden ocurrir y estas técnicas ayudan a evitarlas, a mantener y mejorar el cuerpo en sus óptimas condiciones.

Os dejamos un interesante vídeo que explica muy bien lo que es un masaje deportivo:

Deja un comentario